Los TOP 7 mejores cenotes para visitar en Tulum

Los TOP 7 mejores cenotes para visitar en Tulum

por Alcides González

La península de Yucatán y el estado de Quintana Roo han sido favorecidos por la naturaleza con gran cantidad de cenotes de belleza indescriptible y muchos de ellos están cerca de Tulum, la localidad quintanarroense que alberga, también, una famosa ciudad precolombina maya.

La siguiente es una selección de los mejores cenotes Tulum, escogidos por su belleza, posibilidades de entretenimientos acuáticos y disponibilidad de servicios turísticos.

  1. Gran Cenote

Es un cenote con forma de media luna que se encuentra a unos 4 km de las ruinas mayas de Tulum, a un lado de la carretera en dirección al yacimiento arqueológico de Cobá.

Es uno de los cenotes más conocidos de la Riviera Maya gracias a su hermosura, diversiones y servicios, los cuales incluyen baños, estacionamiento y alquiler de equipos para actividades subacuáticas.

El agua alcanza una profundidad de 10 metros y los buceadores tienen la oportunidad de conocer un extenso sistema de cuevas. También tiene sectores poco profundos en los que los nadadores y buceadores de superficie pueden divertirse con seguridad.

Las transparentes aguas permiten admirar estructuras rocosas de formas caprichosas, en una combinación de áreas a cielo abierto y zonas con techos de piedra.

  • Cenote Carwash

Este cenote, de nombre maya Aktun Ha, ganó su denominación más conocida de Carwash porque fue un lavadero de taxis antes de que los quintanarroenses se dieran cuenta de que podía utilizarse mucho mejor como atracción turística.

Ahora atrae a visitantes de todo el mundo que van a disfrutar de sus nítidas y frescas aguas, de poca profundidad en la parte abierta, siendo perfecto para el snorkel de niños.

Es un cenote semiabierto y en la parte cavernaria, visitada por buzos acompañados de guías autorizados, la profundidad alcanza los 15 metros.

Las aguas subterráneas de este cenote se unen con las del Zacil Ha. El cenote Carwash está a 8 km de Tulum en la vía hacia Cobá y es de fácil acceso.

Dispone de una plataforma para saltar hacia el agua. Durante el verano, el fondo del cenote adquiere una coloración verde al quedar tapizado de algas.

En el cenote hay plantas acuáticas y una gran estalactita, la cual se pueden admirar «snorkeleando».

  • Cenote Cristal

Entre los cenotes Tulum a visitar no puede faltar este. Conocido también como Cenote Naharon, cuyo acceso está sobre la carretera de la Riviera Maya, a pocos kilómetros del yacimiento arqueológico.

Es un verdadero remanso de paz, con unas azules aguas que forman una alberca natural y están rodeadas por multitud de palmeras y otras especies de la flora tropical de Quintana Roo.

Su profundidad es de 5 metros y dispone de una palapa, por lo que es excelente para una divertida excursión familiar.

Niños y adultos se entretienen nadando y buceando en el cenote sombreado en sus orillas por la exuberante vegetación, mientras por el agua circulan los pececillos.

El boleto de entrada al cenote Cristal da acceso también al cenote Escondido, ya que ambos se encuentran muy cerca.

  • Cenote Escondido

Forma una pareja de cenotes junto con el cenote Cristal, con entradas a ambos lados de la Carretera Federal 307, a 3 km de Tulum.

Para llegar al cenote Escondido hay que recorrer unos 2 km desde el acceso en la carretera, en un trayecto selvático y de manglares que anuncia la cercanía del mar.

Cerca se encuentra la Reserva de la Biósfera Sian Ka’an (“puerta del cielo” en lengua maya), un Área Natural Protegida decretada en enero de 1986 y reconocida como Patrimonio de la Humanidad en 1987.

La naturaleza geológica de esta reserva, con suelos básicamente calizos, favorece la formación de cenotes, como el Escondido y el Cristal.

Las transparentes y frescas aguas del cenote aseguran unos baños a todo dar ante las apacibles miradas de las iguanas. En el lugar hay cambiadores, servicios sanitarios y mesas.

  • Cenote Zacil-Ha

En este cenote –descubierto en la década de los 80– fue instalado un centro ecoturístico que cuenta, además, con cabañas, piscina, restaurante-bar, renta de equipos para diversiones, vestidores, baños y estacionamiento.

Está situado a 10 km de Tulum, con el acceso sobre la carretera al sitio maya de Cobá, y en su sector principal cuenta con una profundidad de 2.5-3 metros, por eso es ideal para nadar y para el snorkel.

Su nombre indígena significa “agua clara”. La agradable temperatura, transparencia y belleza de las aguas de tono verde jade provoca estar permanentemente bañándose y nadando.

Tiene un revestimiento de madera por el perímetro para facilitar la entrada al agua y evitar resbalones.

Los buceadores de profundidad pueden ingresar a una caverna en la que se encuentra un salón natural llamado Las Lágrimas, puesto que tiene unas curiosas estalactitas con forma de gotas.

La profundidad de este sector varía entre 8 y 35 metros y sus aguas recorren varias centenas de metros, comunicándose con las de otros cuerpos kársticos, como el cenote Calavera y el cenote Carwash.

  • Cenote Calavera

Es un cenote frecuentemente utilizado por los aficionados a las inmersiones para obtener sus acreditaciones en buceo de cavernas, que se localiza a 3 km de la ciudad de Tulum y a 4 km del sitio arqueológico, por la carretera hacia Cobá.

Es semiabierto y el descenso es mediante escaleras de madera colocadas dentro del cuerpo de agua o saltando directamente. Las aguas son refrescantes y están habitadas por varias especies de peces.

Recibe su nombre porque en la parte de abajo del techo rocoso se forma una figura parecida a una calavera, con algunos agujeros que semejan las cuencas vacías y la boca de un cráneo.

En el área de buceo en profundidad son visibles tres capas de haloclinas, interesantes fenómenos en los que el agua dulce flota sobre el agua salada por ser menos densa. A través del agua es posible admirar estalagmitas y estalactitas.

Está abierto todos los días de la semana entre 8 a. m. y 4 p. m. y tiene renta de chalecos salvavidas y equipo snorkel.

  • Cenote Tak Be Ha

Este impresionante cenote para bucear y «snorkelear» se encuentre a unos 15 minutos de Tulum y a media hora de Playa del Carmen. Es de gran belleza y se halla en una caverna a la que se entra por un agujero.

Lo primero que ve el visitante al entrar por el hoyo es el impresionante cuerpo de aguas cristalinas.

En la caverna que se formó hace miles de años hay estalagmitas, estalactitas y columnas. Estas estructuras rocosas se forman por la lenta acumulación de las sales minerales contenidas en las aguas.

Tiene poca luz natural, pero está iluminado artificialmente. El precio regular es de 200 MXN, que sube a 400 con guía. Está a aproximadamente 3 km del acceso al Cenote Dos Ojos.

Fuente

¿Qué te pareció este contenido? Nos encantaría saber tu opinión. Déjanos tus comentarios aquí abajo.